Balenciaga se disculpa por sus ‘chic homeless’

Balenciaga y Selfridges piden disculpas por el revuelo que han causado sus ‘‘chic homeless‘ tras las críticas recibidas a sus escaparates.

Esto deja de manifiesto tres temas que nunca me canso de repetirlo en mis clases y consultorías.

  1. El escaparate es el espacio que tiene una mayor relevancia para captar la atención del viandante en el punto de venta.
  2. Es el lugar en el que podemos trabajar nuestra creatividad para crear contenido y poder hablar de la marca, sus valores y generar storytelling.

Hasta aquí, el ejemplo de Balenciaga consigue claramente cumple ambos objetivos, pero pierde de vista un tercero…

  1. Tenemos que medir y controlar los inputs y sus interpretaciones para establecer una coherencia entre el contenido del escaparate, sus mensaje y la identidad de la marca.

En este último punto, bajo mi humilde opinión, Balenciaga ha errado el tiro y se expone con un uso controvertido y profundamente desacertado de una iconografía que en el mejor de los casos es dudosa.

Obviamente queda la duda de si es algo pretendido para buscar controversia o simplemente es casual..

Algo similar sucedió el pasado año cuando Bershka no fue lo suficientemente ágil al responder a las críticas de sus usuarios acerca del escaparate de la campaña AW 2017-18 decorado con escombros tras el dramático terremoto ocurrido en México.

La lección… No olvidemos el enorme potencial (positivo o negativo) que pueden tener nuestros escaparates.

Pon tu comentario