Creación de escaparates (aprendiendo a emocionar)

Hoy aprovecho para compartir el making of de distintas fases de montaje y el resultado final del magnífico trabajo de mis alumnos del Máster de Escaparatismo y Visual Merchandising de Ártidi.


Quienes nos dedicamos a esta maravillosa profesión sabemos que detrás de un gran trabajo de escaparatismo debe haber un previo estudio y una serie de acciones anteriores al montaje que determinarán el éxito del mismo.

Para mí es obligado facilitar esta visión a mis alumnos y apoyarles para implementarla en la metodología de trabajo de cada fase.

Para ello es esencial establecer ciertos objetivos y prioridades, dada la gran repercusión de nuestro trabajo en el proceso de compra y pensar que nuestros alumnos serán en un futuro cercano los profesionales que embellecerán las aceras de nuestras calles con sus propuestas creativas y trabajarán para las mejores marcas de retail… todo esto hace que cada proyecto sea un verdadero reto para mí.

Por ello, para desarrollar proyectos con solvencia y profesionalidad deberemos estudiar y definir las necesidades de nuestro clientey y posteriormente aplicar de principio a fin estrategias a través de una simple metodología basada en los siguientes pasos:

  1. Analizar la marca
  2. Estudiar el surtido
  3. Definir los objetivos
  4. Estudiar el escaparate como espacio
  5. Valorar el flujo mayoritario de peatones
  6. Determinar el tiempo de exposición
  7. Definir la tipología del escaparate
  8. Elegir el mensaje a transmitir
  9. Elegir producto, atrezzo y tipo de composición
  10. Elaborar un boceto
  11. Calcular los costes y presupuesto
  12. Desarollar el atrezzo y los elementos compositivos
  13. Montar el escaparate
  14. Evaluar la eficacia del escaparate

Perderse en alguna de estas fases puede hacer que el proyecto se venga abajo.

El escaparate es quizá la más importante de las herramientas de comunicación de marca para las tiendas físicas. Es la primera y una de las maneras más eficaces para llegar al corazón de nuestro cliente, para llamar la atención y seducir a cualquier persona a prestarnos unos minutos de su tiempo y para invitarle a nuestro negocio. Esta premisa hace que su ejecución como elemento identificativo deba ponerse en manos de profesionales cualificados y conocedores de su valor y responsabilidad.

En esta ocasión podemos comprobar que el objetivo de la asignatura ha sido superada y para mí ha sido todo un lujo ser su profesor y compañero de fatigas y me siento muy orgulloso de ellos y de los resultados conseguidos.

Pon tu comentario